5 comentarios

  1. Ianniello y colaboradores, muy lindo el poster. Quería preguntarles como ven la información isotópica de los individuos de Medano Petroquimica comparativamente con otros estudios isotópicos relativamente cercanos (e.g., Sitio Chenque 1) y en en el marco de la información zooarqueológica y de utilización de vegetales en la región? Gracias

    1. Hola Nahuel, gracias por tu comentario y consulta. En mi mejor conocimiento, respecto de Chenque1, y podíamos incluir a la localidad de Tapera Moreira, se puede decir que el conjunto de MP presenta menor dispersión en los valores, especialmente en aquellos obtenidos en la fracción orgánica (δ13C y δ15N), además de valores δ13Capa levemente más bajos. En principio esta observación podría obedecer a una menor variabilidad en la fuente de proteínas para el conjunto de MP y mayor prevalencia de los recursos C3 en las redes tróficas a las que sus miembros tuvieron acceso. De todos modos, este segundo aspecto no se puede discutir sin el desarrollo de ecologías isotópicas representativas de los ambientes en cada sitio. A partir de las mismas se podría contar con líneas de base que permitirían establecer los valores locales de la vegetación, que pudo haber servido de recurso directamente a los habitantes de cada sector, o bien sido consumido por las presas de las que éstos se sirvieron. Respecto a la variabilidad en la fuente de proteínas, es importante tener en cuenta que los fechados disponibles hasta el momento para MP dan cuenta de un rango de utilización acotado del sitio enterratorio. Por el contrario, para SCH-I y STM hay mayores diferencias cronológicas e incluso se ha propuesto el entierro de individuos no locales en el lugar, los cuales además habrían presentado evidencias de movilidad, en base a los resultados preliminares obtenidos del estudio de δ18O. En cambio, respecto a este último aspecto, los primeros análisis (no publicados) a partir de los isótopos de oxígeno para los individuos de MP señalan una movilidad relativamente acotada.
      Respecto al segundo punto de tu consulta, en ausencia de registros arqueobotánicos y zooarquelógicos en el área de estudio y con una ecología isotópica apenas iniciada en el sector SO de la Pampa, y considerando la ubicación transicional del sitio entre Pampa occidental y Norpatagonia, las inferencias de nuestro trabajo se basaron hasta el momento en una base de datos regional /macrorregional que incluye recursos principalmente del SE de Mendoza. Es un aspecto importante a tener en cuenta ya que el valor de los recursos puede presentar variabilidad incluso a nivel microregional. Haciendo esas salvedades y en base a las evidencias arqueológicas macrorregionales, nuestras primeras conclusiones apuntan a una fuerte dependencia en el recurso cárnico, que no sólo habría incluido a guanacos y Rheidos, sino también a aves y mamíferos de posiciones tróficas superiores como podrían ser los armadillos, félidos y zorros. En base a los resultados obtenidos por Giardina et al. 2014, también proponemos que el consumo de huevos de Rheidos pudo haber sido importante. En cuanto a los recursos vegetales, si bien mediante análisis bayesianos podríamos estimar la proporción en la dieta, creemos que para una correcta estimación primero es necesario el desarrollo de una línea de base local. No obstante, a partir de nuestros análisis observamos que los recursos vegetales fueron en su gran mayoría C3. Entre los mismos podemos incluir, de acuerdo a la evidencia regional, granos de Poaceas, vainas de Prosopis sp., frutos de piquillín, chañar, tubérculos, entre otros. La evidencia paleopatológica para el sitio apunta que el consumo de vegetales amiláceos no fue elevada. Asimismo, la importancia relativa de los vegetales como fuente de proteínas parece ser secundaria, pero este es un aspecto a profundizar a partir de los valores δ15N de la flora local, los cuales de ser más elevados que los empleados en estos análisis, podrían cambiar nuestras interpretaciones paleodietarias.
      Quedamos a disposición por cualquier otra consulta o para hacerte llegar el artículo (Lynch Ianniello et al. 2020) en el que se discuten en profundidad estos y otros puntos.

      Saludos!

  2. Hola Nahuel, gracias por tu comentario y consulta. En mi mejor conocimiento, respecto de Chenque1, y podíamos incluir a la localidad de Tapera Moreira, se puede decir que el conjunto de MP presenta menor dispersión en los valores, especialmente en aquellos obtenidos en la fracción orgánica (δ13C y δ15N), además de valores δ13Capa levemente más bajos. En principio esta observación podría obedecer a una menor variabilidad en la fuente de proteínas para el conjunto de MP y mayor prevalencia de los recursos C3 en las redes tróficas a las que sus miembros tuvieron acceso. De todos modos, este segundo aspecto no se puede discutir sin el desarrollo de ecologías isotópicas representativas de los ambientes en cada sitio. A partir de las mismas se podría contar con líneas de base que permitirían establecer los valores locales de la vegetación, que pudo haber servido de recurso directamente a los habitantes de cada sector, o bien sido consumido por las presas de las que éstos se sirvieron. Respecto a la variabilidad en la fuente de proteínas, es importante tener en cuenta que los fechados disponibles hasta el momento para MP dan cuenta de un rango de utilización acotado del sitio enterratorio. Por el contrario, para SCH-I y STM hay mayores diferencias cronológicas e incluso se ha propuesto el entierro de individuos no locales en el lugar, los cuales además habrían presentado evidencias de movilidad, en base a los resultados preliminares obtenidos del estudio de δ18O. En cambio, respecto a este último aspecto, los primeros análisis (no publicados) a partir de los isótopos de oxígeno para los individuos de MP señalan una movilidad relativamente acotada.
    Respecto al segundo punto de tu consulta, en ausencia de registros arqueobotánicos y zooarquelógicos en el área de estudio y con una ecología isotópica apenas iniciada en el sector SO de la Pampa, y considerando la ubicación transicional del sitio entre Pampa occidental y Norpatagonia, las inferencias de nuestro trabajo se basaron hasta el momento en una base de datos regional /macrorregional que incluye recursos principalmente del SE de Mendoza. Es un aspecto importante a tener en cuenta ya que el valor de los recursos puede presentar variabilidad incluso a nivel microregional. Haciendo esas salvedades y en base a las evidencias arqueológicas macrorregionales, nuestras primeras conclusiones apuntan a una fuerte dependencia en el recurso cárnico, que no sólo habría incluido a guanacos y Rheidos, sino también a aves y mamíferos de posiciones tróficas superiores como podrían ser los armadillos, félidos y zorros. En base a los resultados obtenidos por Giardina et al. 2014, también proponemos que el consumo de huevos de Rheidos pudo haber sido importante. En cuanto a los recursos vegetales, si bien mediante análisis bayesianos podríamos estimar la proporción en la dieta, creemos que para una correcta estimación primero es necesario el desarrollo de una línea de base local. No obstante, a partir de nuestros análisis observamos que los recursos vegetales fueron en su gran mayoría C3. Entre los mismos podemos incluir, de acuerdo a la evidencia regional, granos de Poaceas, vainas de Prosopis sp., frutos de piquillín, chañar, tubérculos, entre otros. La evidencia paleopatológica para el sitio apunta que el consumo de vegetales amiláceos no fue elevada. Asimismo, la importancia relativa de los vegetales como fuente de proteínas parece ser secundaria, pero este es un aspecto a profundizar a partir de los valores δ15N de la flora local, los cuales de ser más elevados que los empleados en estos análisis, podrían cambiar nuestras interpretaciones paleodietarias.
    Quedamos a disposición por cualquier otra consulta o para hacerte llegar el artículo (Lynch Ianniello et al. 2020) en el que se discuten en profundidad estos y otros puntos.

    Saludos!

  3. Gracias Ignacio por tu respuesta, muy clara. Muy interesante el rol de recursos con posiciones tróficas superiores como podrían ser los armadillos, félidos y zorros, algo similar estamos observando para el campo de dunas.

    Saludos, Nahuel

    1. Hola Nahuel
      Hoy presencié todo el simposio de Isótopos estables y vi tu ponencia, en la que resulta claro que los valores de herbívoros con los que cuentan tampoco explicarían por sí mismos las posiciones tróficas que encuentran en el sitio. Muy interesante el trabajo que están haciendo.
      Es importante el aporte de Luciano sobre que para hilar más fino sobre el tema de consumo de animales de posiciones tróficas elevadas hay que dar el paso hacia los modelos de mezcla bayesianos, previamente trabajando mucho con la línea de base y los priors arqueológicos. Además, es importante considerar la variabilidad de los valores de nitrógeno en vegetales y a lo largo del tiempo para ajustar los resultados. Esperemos que puedan y podamos avanzar con eso.
      Felicitaciones por la ponencia y el simposio!
      Saludos!

Deja una respuesta